Gran participación en las manifestaciones del 25 N contra la violencia machista


25 nov. 2018


  • Hoy, 25 de noviembre, han tenido lugar decenas de manifestaciones en toda España en las que miles de mujeres y de hombres se han unido contra la violencia machista.
  • Estas manifestaciones, y esta lucha para acabar con la violencia machista, deben hacer que ésta sea una de las prioridades de las Administraciones Públicas porque las mujeres maltratadas además de su maltrato están sufriendo la desatención de las administraciones públicas. 

Durante los últimos años se ha impuesto el rechazo social hacia los asesinatos de mujeres y menores. Es importante la concienciación social que se ha producido ante la violencia de género. La labor del movimiento feminista en esta tarea ha sido encomiable, así como ha tenido mucha importancia la labor sindical en la introducción del debate y la denuncia en los centros de trabajo.

A esta tarea se ha unido la sonoridad femenina y la creación de redes de apoyo a las mujeres que padecen o han padecido violencias machistas. La creación de los puntos violetas en las fiestas de barrios y pueblos es un ejemplo concreto. Sin embargo, no basta con estas actuaciones. El Estado es responsable de garantizar la seguridad de la ciudadanía y en este momento no podemos afirmar que se esté protegiendo a las mujeres.

La falta de financiación, de medios y recursos de atención dejan a las mujeres maltratadas en situación de grave riesgo para sus vidas y las de sus hijos e hijas. Se han creado recursos asistenciales, pero son pocos, dispersos y con poco o ninguna coordinación.

Las mujeres maltratadas además de su maltrato están sufriendo la desatención de las administraciones públicas. La atención se ofrece a través de recursos públicos de gestión privada, con lo que esto significa de precariedad laboral para el personal que atiende a las víctimas y de falta de continuidad en la atención.

La concienciación de agentes y operadores jurídicos es menor de la necesaria. La formación que debería ser obligatoria no se imparte en la medida que se necesita. Residencias y pisos tutelados están saturados. Apenas hay puntos de encuentro y se usa a niñas y niños para infringir dolor a sus madres.

Todos estos factores y algunos más acaban revictimizando a las víctimas de violencia por lo que desde CCOO queremos denunciar la violencia institucional que las mujeres sufren y recordar que, cómo mantiene el artículo 2 de la Declaración de la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres, violencia contra las mismas es también la violencia física, sexual y psicológica perpetrada o tolerada por el Estado, dondequiera que ocurra.

Desde CCOO reiteramos las demandas que hicimos en el Informe sobre Violencia de Género y sacamos a la luz pública este vídeo con declaraciones de profesionales sobre la situación actual.






Un fuerte abrazo contra la violencia machista

¡¡¡Exijamos al Estado y a las Administraciones que garanticen la seguridad y la protección de las mujeres!!!
Imprimir artículo